A mi manerA

0
102
*Alfredo del Mazo Maza. Salida mala y tardía.

Por Julio A. AGUIRRE

*Bienvenido a Palacio
*Arranque inesperado (malo).
*Terreno y tiempo para cambiar.

AL FINAL tienes dos opciones; vivir la realidad o vivir soñando. Amaya Arzuaga.

Amante de los caballos me declaro. Si bien no nací entre las patas de los caballos, sí conviví y viví grandes experiencias con estos nobles y bellos animales. Siendo aún más un niño que un joven ya montaba y era el jinete en carreras de caballos. Como todo en la vida, se gana y se pierde, pero ¡cómo se aprende!

Entendí que hay caballos que ganan la carrera desde el partidero, en plena salida de los “cajones” a la meta.

Hay caballos distintos, los que arrancan lentos pero cierran ciclónicamente y alcanzan la meta antes que el o los contrincantes.

Caballo que alcanza gana, dicen en la hípica. Sí y no.

La experiencia personal viene a cuento por el arranque que como gobernador tuvo Alfredo del Mazo Maza, en el Estado de México.

Después de tomar la batuta como jefe máximo del Estado, Del Mazo Maza salió mal y tarde.

Horas después de ondear la bandera, vino la primera piedra en el inicio de su gestión; problema del departamento de comunicación social con personal de prensa. Qué pésimo inicio, dije cuando me enteré del bochornoso tema.

Pasaron pocas horas de lo sucedido cuando el nuevo gobernador tenía otro problema encima, y su primera manifestación de mujeres que pedían cumpliera su promesa y entregara el salario rosa.

Repetí: pésimo arranque de gobierno.

Pero faltaba más, vino el temblor de 7.1 grados dejando, como se sabe, grandes estragos en la entidad mexiquense. Del Mazo Maza encontró una entidad con grandes dificultades y carencias y llegó el movimiento telúrico que sacudió a varios estados del país.

¡Lo que faltaba!, pensamos.

Mientras el propio gobierno esperaba y deseaba un respiro surge el rumor del regreso de las “fotomultas”, un negocio redondo y multimillonario que beneficia a unos pocos y perjudica a toda la ciudadanía que cuenta con algún medio de transporte.

Ya nos cargó la… con esta administración, pensé. Y eso que no cumple una semana en el poder.

Olvidemos el incidente con la prensa esperando, eso sí, no vuelva a suceder con ningún representante de ningún medio informativo. Lo del salario rosa Del Mazo Maza deberá cumplir lo prometido, entre más pronto, mejor.

El sismo no es culpa de Del Mazo ni de nadie más. Tomémoslo como un recordatorio, una queja y/o una nueva señal de lo que quiere decirnos la naturaleza.

Y finalmente del propio Palacio de Gobierno surgió el desmentido del regreso de esa aberración llamada “Límite Seguro”; que lo único seguro es multar a propios y extraños, a gente con auto y sin auto, a vivos y a muertos, literalmente.

OBLIGADO

Las personas que sólo te alaban, nunca te harán crecer. Alfredo Vela.

La carrera como gobernador no fue la esperada y deseada por nadie. Del Mazo Maza ya está en la pista y deberá conducir al corcel de la cuadra tricolor de la mejor manera. Se espera recupere la mala salida; se espera sepa medir la distancia –le faltan más de cinco años y más de 11 meses- hay trecho, pues, para ello.

Guiar con calma los destinos del Estado de México, contener al caballo en plena carrera y saber cuándo soltar las riendas, y si hay necesidad de bajarle la vara, tendrá que hacerlo.

Le deseamos mucha suerte y que llegue a la meta soñada. No pensamos en el interés y beneficio del nuevo gobernador mexiquense; finalmente será la tribuna –la que apostó por él- la que pase a cobrar a la ventanilla o, resignados, rompan el ticket, agachen la cabeza y se regrese a sus casas jodidas igual que siempre o jodido, más que antes.

¡Ya va siendo hora de que los mexiquenses ganemos una…cobremos una!

Finalizamos la analogía recordando que el jinete –Del Mazo Maza- requiere, por lógica, de un equipo de expertos en la materia, un “pastor” que sepa las reglas y mañas de la “A” a la “Z”.

En carreras de caballos gana el más ligero, no el más publicitado.

Nos vemos en la meta… ¡Eso espero!

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx