A mi manerA

76
126
Javier Duarte. Se burla de las autoridades, las autoridades se burlan de la sociedad.

* ¡Qué poca madre!.
* El culpable resulta inocente.
* Al inocente lo hacen culpable.

Por Julio A. AGUIRRE

Muchos creen que el talento es cuestión de suerte, pero pocos saben que la suerte es cuestión de talento. Jacinto Benavente.
Es obvio que no entiendo de leyes, aunque acepto ser una víctima más del sistema.
Cada día veo con infinita tristeza, y sin nada por hacer, como se hiere a la patria, a esa tierra que nos vio nacer y son, (in) justamente esos hijos de la…tierra quienes la mancillan sin misericordia.
Ayer me indigné al enterarme que Javier Duarte, el ex gobernador de Veracruz, fue condenado a nueve años de prisión, pagar 58 mil 890 pesos, y al decomiso de 41 propiedades tras haber reconocido su culpabilidad en los delitos de dinero y asociación delictuosa.
Por eso está como está nuestro México lindo y querido. Por eso siempre jodido, por leyes, por jueces, por políticos, por todo ese aparato y numerosa familia que, se supone, están para proteger al desvalijado, aunque los ladrones también tengan sus derechos.
Para saber leer y escribir no se necesita ir a la escuela. No hay como la educación que se mama en casa; por ello si bien ignoramos todo término palabra y párrafo de las leyes en México, estoy convencido y muy dolido porque declararte culpable te hace inocente, y ser inocente te hace culpable.
Tras la sentencia dictada de nueve años el exgobernador puede pasar (¡más beneficios!) sólo tres años en prisión y salir en libertad para, dicen los que saben, enfrentar acusaciones bajo libertad.
Si esto no es catalogado como una burla, una humillación a la sociedad mexicana créanlo no sabría como llamarle; se me ocurren muchas cosas, y vienen a mi mente muchas palabras que no cabrían en este espacio. Voy a dejarlo e insistir en tres palabras: ¡¡Qué poca madre!!. Ahora, en su calidad de Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador debe ser muy cuidadoso en sus palabras, sin embargo no estaba equivocado la ocasión en que mandó al diablo a las instituciones.
DESAPARECIDOS
Toda la familia política mexicana se sube al carro del coraje, indignación y justicia para solicitar resultados verídicos sobren la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Así sucedió hace un año, hace dos, hace tres, y ahora a cuatro años de los sucesos vuelven los “honorables” diputados federales y locales a levantar la voz y mostrar cartelones en franco apoyo a las familias de los desaparecidos.
Oportunistas y faroleros que pasado el día de protestas, guardaran las mantas y olvidarán el asunto.
Otra vez nuestro querido México en boca del mundo entero. Es el lugar donde pueden desaparecer –como hacerse humo- 43 jóvenes; tienen que pasar 4 largos años de agonía familiar y es fecha que nadie sabe, nadie supo; al paso que van las cosas nadie sabrá lo acontecido.
En el Salón de Sesiones de la 60 legislatura los diputados del Grupo Parlamentario de Morena realizaron el pase de lista de los estudiantes y exigieron a las autoridades competentes esclarecer lo sucedido, localizar a las víctimas y sancionar a los responsables.
El Poder Legislativo en la entidad no son las calles ni mercados para que los diputados, del partido que sean, saquen a relucir sus “mantitas”, es hora de trabajar, de hacer algo. Exigir y culpar es sencillo cuando estás del otro lado. Cumplir y llenarse de gloria con sus trabajos de investigación es alcanzar la gloria. Hablen menos y hagan más patria.
La voz del pueblo. Como buscar una aguja en un pajar. Cuando pienses y pienses y no encuentres una solución, pídele ayuda a alguien que esté fuera del problema, te puede dar un consejo que, por la preocupación, a ti no se te hubiera ocurrido.
Llévelo, llévelo…bara, bara… mala noticia para el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador al enterarse que el avión presidencial TP1 quedó varado debido a una falla en una tarjeta de la computadora de vuelo. Significa que aquellos que deseaban rentarlo lo van a pensar dos veces. Una gran labor de convencimiento tendrá que hacer el político tabasqueño y no perder una segura renta. ¿Hacerlo “pesero”? y contratar al “Vitor” como conductor para que en el hangar presidencial se ponga a gritar: “Pásele, pásele….hay lugares. Toreo… Ejército Nacional… Naucalpan con destino a Tlalnepantla”.Es lo que se me ocurre por ahorita, si encontramos otro tip lo pasamos con gusto.
Tal vez lloré o tal vez perdí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx