A mi manerA

0
88
Francisco Javier Chavolla Ramos. ¿Cómo dice que dijo?

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*Arzobispo, duro.

*El pueblo no olvida.

*¿Dónde quedó la frase abrazos no balazos?

Escoge a una mujer de la cual puedas decir: hubiera podido escogerla más bella, pero no mejor. Pitágoras.

En verdad sigo anonadado con las declaraciones de Francisco Javier Chavolla Ramos, Arzobispo de la Arquidiócesis de Toluca. ¿En verdad quiso decir lo que dijo?, ¿lo malinterpretaron?, ¿se excusará y reculará?

La verdad no lo sé pero para quien escribe palo dado ni Dios lo quita, aunque quién lo haya dado sea de la alta familia eclesiástica.

Está de acuerdo en que se alabe y defienda el respeto a la mujer, pero sin llegar a la exageración, porque todo extremo es malo.

¿Cómo dice que dijo, don Chavolla?

Su comentario fue a respuesta sobre los movimientos feministas que se han realizado tanto en la Ciudad de México como en la entidad mexiquense por los feminicidios que se han registrado. “alabo la actitud del respeto a la mujer, no a la exageración, los extremos son malos”, reiteró.

No solamente no entiendo por qué lo dijo. Obviamente lo desapruebo.

Si quien escribe fuese un superior al arzobispo Javier Chavolla Ramos mínimo coloco sus declaraciones como pecado y le doy una penitencia que no se la iba a acabar.

¿No ve, acaso, la máxima autoridad eclesiástica en el Estado de México el momento que vive la Entidad, la Ciudad de México, y el país entero sobre la violencia hacia las mujeres?

Hablo de mujeres mayores, jóvenes y niñas que día a día son secuestradas, violada, torturadas y asesinadas. Solo mentes enfermas y asesinos sin escrúpulos se atreven a hacer daño a la mujer. El ser más divino del creador.

A la mujer no se te toca ni con el pétalo de una rosa; aunque en esta frase todo indica que el Arzobispo no comulga con ella.

Insisto, en verdad señor Chavolla, ¿no se le chispoteó su declaración?

NO FUNCIONÓ

¿De qué nos servirían nuestros errores si no nos enseñaran a conocernos mejor, si no nos sirvieran para rehacer nuestra vida, en vez de destrozárnosla para siempre? Jacinto Benavente.

Si las autoridades del Estado de México, pensaron que el pueblo olvidaría con el tiempo el tan cacareado aumento al transporte público se equivocaron. Va muy en serio el malestar ciudadano ante esta medida totalmente arbitraria que pasa a perjudicar a millones de habitantes, los de más bajos ingresos (Siempre pagando justos por pecadores).

Todos en la entidad, a nivel nacional e internacionalmente, fueron testigos de la manera en que “La Casa del Pueblo”, el mismo Poder Legislativo fue manchado, pintarrajeado, violado por un grupo de inconformes que siguen en pie de lucha.

Ellos, más los millones que no estuvieron en dicha manifestación, siguen en la lucha y por lo que se ve no piensan doblegarse a los caprichos de algunos.

Ayer integrantes del movimiento en contra del tarifazo anunciaron que recurrirán a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (mala elección sin duda, la Comisión de Derechos Humanos en la entidad es como la “Carabina de Ambrosio”) y analizan qué acción legal emprenderán, luego del altercado que se suscitó con la camioneta donde iba a bordo el diputado de Morena, Maurilio Hernández González, donde personal de seguridad se enfrascó en jaloneos con jóvenes que impedían el paso de la unidad.

Ante lo sucedido, tal parece que Morena da el consejo pero se queda sin él. Recuerden señores que el “patrón” ha repetido: “Abrazos, no balazos… tampoco madrazos, agregaría quien escribe.

Hay situaciones que, en efecto, con el tiempo se olvidan. El aumento al pasaje público es una piedrota que se ha metido en el zapato del mandatario mexiquense y no lo deja caminar con comodidad.

Y aunque desde la Cámara de Diputados toda la culpa se la endosan al Poder Ejecutivo ellos también sufrirán las consecuencias en los próximos tiempos electorales.

Poder Legislativo será un contra peso del Poder Ejecutivo, recuerdo que señalaron los morenos.

Que caray, les ha salido el tiro por la culata. Ojalá se hayan dado cuenta de que no es lo mismo hablar como pericos que sostenerse como los toros de lidia.

Siguen pasando los días y el secretario de comunicaciones (Raymundo Martínez Carbajal), no renuncia. Pasa el tiempo y el Gobernador Alfredo del Mazo Maza no lo renuncia. Qué cosas.

Tal vez llotré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx