ENTRE COMILLAS – POLÍTICA DE ARRABAL

0
360

 

Por Alberto ABREGO

 

“De esos 40 millones, nos chingamos 25… Así son los negocios”  Alfredo Adame, en video que se hizo viral, al referirse al dinero que le va a dar su partido para su campaña política.

“Estoy harto de tanto pendejo que gobierna”  05/04/2021 Onésimo Cepeda, ex obispo de Ecatepec al anunciar su candidatura a una diputación local.

“¿Cómo está la chusma?” 11/01/2021 Así saludó Carlos Villagrán, “Kiko” a sus escasos simpatizantes en el momento de su registro como precandidato al gobierno de Querétaro.

“A las mujeres se les ha bajado la inteligencia, antes agarraban al que las mantenía, ahora quieren trabajar ellas”. 29/01/2021 Jorge Hank Rhon, en precampaña por la candidatura al gobierno de Baja California.

 

La lista de improperios, diatribas, cinismos y vulgaridades es demasiado larga, y lamentablemente muy propia de nuestra clase política, en la que a diario se pone en evidencia un desarreglo institucional, pobreza cívica y la falta de un mínimo de decencia y respeto por parte de candidatos y políticos de nuestro país.

Es muy desafortunado que nuestra clase política no esté a la altura de los cargos que ocupan o que pretenden ocupar, abundan los calificativos en las calles, en las oficinas, en los hogares y ahora hasta en los medios de comunicación y en las redes sociales, sin ningún escrúpulo ni intención de cuidar las formas y las palabras.

¿Acaso los dirigentes de los partidos políticos no tienen asesores que les hagan ver la pobreza intelectual y de calidad moral exhibidas en el lenguaje y en los actos de sus candidatos?, ¿o es que no se han dado cuenta de que la mayoría de la sociedad ya no les cree, ni a los partidos ni a los políticos? Tal vez la mejor respuesta es que quienes imponen candidatos decidieron que los electores somos una bola de tarados que no analizamos el contenido ni las ideas y que nos hace gracia la exhibición de sus pobrezas culturales y morales. 

Actores de quinta que no tienen inconveniente en presumir que se van a “chingar 25 millones”,  prelados irreverentes con acusaciones de fraude y lavado de dinero, o empresarios misóginos, futbolistas, luchadores, cantantes, deportistas olímpicos o charlatanes como candidatos son las consecuencias de simulaciones y prácticas políticas deleznables que se practican en México. Y no se trata de desestimar los derechos constitucionales de cada mexicano, sino de  analizar responsablemente los perfiles de quienes se perfilan como políticos y de quienes los “palomean”.

Entre tanta basura, entre tanta desfachatez e improperio, entre tanta deshonestidad siempre hay excepciones – debe haberlas -, políticos realmente preparados que se deben avergonzar de este tipo de actos denigrantes y lastimosos que ofenden los valores y la inteligencia de los electores. Ellos estarán de acuerdo que es absolutamente necesario e inaplazable que nuestros políticos reflexionen sobre el patético espectáculo que ofrecen, pero ante todo de la deshonesta y corrupta imagen que sobre sus personas ellos mismos han dibujado.

Y no tengo nada contra deportistas, actores, cantantes, reinas de belleza o curas honestos que quieran incursionar en el mundo de la política, pero tienen que recordar que le deben respeto a la sociedad, y no solo con palabras, sino aspirando a un cargo con base en una preparación y vocación política. Ellos, como parte de la sociedad deben percatarse de que la política en México es digna de un arrabal y por ello, no deberían prestarse a formar parte de agravios y burlas constantes hacia la sociedad. Y los que no ocultan su intención de “chingarse el dinero”, los que ofenden, los que no tienen ningún respeto por los electores, los inmorales y corruptos, no merecen más que el descrédito y el desprecio de la sociedad, patéticos, caricaturas de Donald Trump. Aunque su prepotencia y soberbia les impide reconocer su falta de oficio, de conocimientos y de talento, pero sobre todo, su falta de calidad moral, sensibilidad y amor por el país en el que nacieron.

Pensar que esto puede cambiar es quizá una utopía, pero debemos exigir que quienes vayan a utilizar la lengua en público, lo menos que deben hacer es que algunos de sus asesores que tengan como mínimo la secundaria, les escriban sus discursos al menos un poco respetuosos, coherentes, verosímiles, y que los estudien un poquito antes de rebuznarlos.

 

RÁPIDAS MEXIQUENSES.

CONTRA EL “GROOMING”: El Congreso local mexiquense acaba de tipificar como delito el acoso cibernético a menores de edad, mejor conocido como “grooming”, y determinó que sea sancionado hasta con 16 años de prisión. Bien, sobre todo en un contexto de pandemia en el que muchos padres de familia prefieren dejarle al teléfono celular la tarea formadora de sus hijos.

LICENCIA PARA JUAN RODOLFO: El Cabildo de Toluca aprobó por unanimidad la solicitud de licencia temporal al Presidente Municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, a partir del 19 de abril hasta el 8 de junio. Lo anterior, para contender en el proceso interno de Morena con la intención de reelegirse en el cargo, dice él, “no con la intención de reelección, sino para darle continuidad a los proyectos”. Es hora del “fuego amigo”, en el que seguramente saldrán a la luz algunos señalamientos de corrupción durante su administración.