La bandera arcoíris símbolo mundial de la comunidad LGBTTTIQ+

0
187

POR Leo ESPINOZA

En los últimos años las manifestaciones públicas de la diversidad sexual han sido más frecuentes y es común ver ondear la bandera arcoíris ha sido utilizada como símbolo de la comunidad, sus orígenes tienen ya 42 años y surgieron de manos de su creador Gilbert Baker artista que nació en Kansas y que su obra se popularizo en el Festival del orgullo de San Francisco el 25 de junio de 1978, muchas personas señalan que la inspiración del autor fue por el tema de Over the rainbow de Judy Garland aunque esto aún no ha sido comprobado.

La primer bandera contaba con ocho franjas las cuales tenían un significado de acuerdo al color siendo el rosa representando la sexualidad, el rojo la vida, el naranja la salud, el amarillo la luz del Sol, el verde la naturaleza, el turquesa la magia/arte, el añil/azul la serenidad y por último el violeta el espíritu, pero a dificultad de conseguir telas rosas en ese tiempo obligo a que se dejaran de usar, y posteriormente se dejó de usar el color turquesa quedando como la conocemos ahora con seis colores.

Aunque Baker murió hace tres años a los sesenta y cinco años dejó un legado, el entendía que el movimiento requería un símbolo y que como lo menciono su íntimo amigo el concejal Harvey Milk, el primer cargo público abiertamente homosexual era importante hacerse visibles si se pensaba en la igualdad de derechos.

Los malos tratos, redadas, discriminación y demás actos atroces que se vivieron y se viven han hecho que la indignación sea colectiva y que el acto valiente del bar de stonewall tuviera detonara un movimiento mundial que marcaría un antes y un después en la historia mundial solo comparada con movimientos tan importantes como la abolición de la esclavitud o los derechos de las mujeres.

La bandera hoy representa la lucha de muchas y muchos, por supuesto que la sangre de las y los caídos, pero también la esperanza de la conquista de derechos alrededor del globo, hoy en día la comunidad LGBTTTIQ+ tiene diversas banderas para visibilizar y posicionar en su línea discursiva ante lo político y lo social diferentes necesidades, una de ellas la bandera trans que es por mucho la segunda más popular después de la multicolor.

En San Francisco una réplica del símbolo por excelencia reposa desde muchos años en el barrio de Castro y la original la adquirió el Museo Moma en el año 2015 “llamandola poderoso hito del diseño” y vaya que lo es, en México cada vez más personas la conocen y la brecha generacional diversa sigue usándola como símbolo, el movimiento no ha perdido fuerza por lo que seguirá ondeando firme y orgullosa en los lugares más incomodos donde posan las personas antiderechos.

¡Nos leemos la próxima semana querido lector un abrazo!

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político y orgullosamente gay.