LETRAS DE JUAN GABRIEL

0
201
El uso político de la pandemia. La Loba prende los focos rojos en sistema penitenciario. Broncas familiares salpican a alcalde de Zinacantepec.
  • De la tragedia infecciosa, al uso político de la pandemia.
  • Usureros del poder ya atizan el fuego electoral del 2021.
  • Despensas, dinero en efectivo y apoyos hoy… votos mañana.
  • Muerte de “La Loba” dejó más preguntas que respuestas.
  • Líos familiares le pegan a Gerardo Nava en Zinacantepec.

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Como si no fueran suficientes los más de 11 mil mexiquenses infectados por COVID-19 y peor aún, los más de Mil 100 muertos por el coronavirus, ahora hay que soportar a los oportunistas disfrazados de benefactores, a los falsos solidarios y absurdos gobernantes y representantes populares que están haciendo un descarado y ruin uso político de la pandemia.

 

Desde los diputados que entregan despensas bajo una inexplicable donación de su salario durante cinco meses, hasta los alcaldes que entregan dinero en efectivo llamándoles “bonos alimenticios”, o los que presumen que no recortarán salarios ni personal como si fuera una ganga, o los que dicen bajarse el sueldo y ajustan el presupuesto dañando los ingresos de los empleados.

 

Por supuesto no faltan los dirigentes de partidos políticos que bajita la mano también echan el anzuelo al río de la desgracia.

 

Entre el temor al coronavirus, el asilamiento domiciliario y la preocupación por el embate económico que ya se resiente, tal vez los mexiquenses no le hemos dado mucha importancia a la trama política, pero es un hecho que con esa frialdad que identifica a los usureros del poder varios ya andan en precampaña.

 

Usted, amable lector, sabrá identificar en su barrio, colonia, municipio, distrito y estado, quiénes son los que a la sombra de la incertidumbre y el dolor ya atizan el fuego electoral del 2021.

 

Véalos, reconózcalos, apúntelos en su libreta y guarde la fotografía, porque varios de los que hoy llevan el huevo, los frijoles y hasta el billete de 500 pesos en efectivo a los necesitados, a los médicos y enfermeras, los volveremos a ver el año siguiente –por estas fechas- pero en calidad de acreedores electorales. Tan simple: despensas, dinero en efectivo y apoyos hoy… votos mañana.

 

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Virus ataca a la tropa..

Vaya problema que le estalló ayer a la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) con la muerte por COVID-19 de María Guadalupe Buendía, alias “La Loba”, la emblemática ex lideresa priista de Chimalhuacán que purgaba una sentencia de 50 años de prisión en la cárcel de Santiaguito, Almoloya de Juárez. Este hecho obligó a la SMSEM a dar a conocer la tarde del domingo que tiene registrados 26 casos positivos de coronavirus entre policías, custodios, reos y personal administrativo del C-5 y que al menos otros 220 integrantes de la tropa policial están en calidad de sospechosos. Lo que no aclara la autoridad penitenciaria es cómo contrajo el virus “La Loba”. La verdad no es difícil suponer el origen del contagio, pues sólo hay dos posibles formas de transmisión del SARS-Cov-2 en los penales: Por importación de agentes con movilidad dentro y fuera de los penales, es decir, custodios y personal administrativo; o porque se permitieron visitas en momentos donde supuestamente estaban prohibidos los contactos entre los presos y personas provenientes del exterior. No hay más.

 

Crea fama y échate a dormir…

El sábado en la noche se registró un accidente de tránsito fatal en la comunidad de Santa María del Monte, municipio de Zinacantepec, donde murió un bebé y cuatro personas resultaron lesionadas de gravedad. En Facebook se transmitieron videos y fotografías en los que se aseguró que el responsable del percance fue un supuesto sobrino del alcalde de Morena, Gerardo Nava Sánchez, quien aparentemente conducía su vehículo en estado de ebriedad. Las redes sociales se volcaron a incendiar al presidente municipal, quien horas después dijo que la policía hizo su trabajo al detener y presentar ante el Ministerio Público al causante de la tragedia. Si el culpable es o no pariente de Gerardo Nava esto no tendría nada que ver ni afectar el nombre del alcalde o de la administración pública, pues cada persona es responsable en lo individual de sus actos y consecuencias. Sin embargo, la tónica de la actual administración de Zinacantepec ha sido no menos que desastrosa, desaseada y muy vinculada al poder que el mismo presidente les ha dado a sus familiares dentro del ayuntamiento. Así que ahora todo lo que haga o deje de hacer el primer círculo sanguíneo de Nava Sánchez impactará inevitablemente en sus resultados, que de por sí son tan infames como cuestionables a ojos de sus gobernados.