MUJER RESILIENTE – ¿EL AMOR TODO LO PUEDE?

0
220

Por: Sandra Chávez

En el marco internacional, los dos grandes ejes para la igualdad son la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará), ambas firmadas y ratificadas por México, por lo que son de obligado cumplimiento.

Sin embargo, de nada sirven los tratados, convenios, acuerdos, leyes, si no estamos preparadas para enfrentar, luchar, exigir, defender, los cambios venideros. Generacionalmente hemos crecido con el ideal de que el amor todo lo puede, todo lo perdona, todo lo acepta, todo lo transforma. Hoy, el cuestionamiento versa sobre ¿hasta dónde, hasta cuándo, a costa de qué? Las mujeres somos el ejemplo tangible de sacrificios personales, laborales, familiares, sentimentales, por cumplir con los estereotipos de la madre, esposa, amiga, amante, hija perfecta, no importando si conlleva sumisión, recato o renuncia, el objetivo es cumplir con el rol social encomendado y, si acaso te surge el simple pensamiento –no hablemos de actuar conforme a tus ideales o anhelos- que contravenga lo aprendido, entonces llega el castigo moral, entra la culpa en el torrente sanguíneo generando incomodidad mental, arrepentimiento, lucha intima por haber cometido una falta a lo aprendido, a aquello para lo que se nos ha condicionado, entre el deber y querer, el obedecer e inferir, permitir que todo siga igual o derribarparadigmas, iniciar parteaguas.

Es momento de alzar la vista y descubrir el mundo que tenemos delante, cambiar la conciencia moral, aquella que limita nuestros intereses y crecimiento como mujeres; dejemos de autocensurarnos, auto justificarnos. Tenemos derecho a sentir, desear e incluso, abandonar, si, dejar de lado esa inagotable carga de solicitudes ajenas, lapidas que llevamos cargando durante toda nuestra existencia, renunciemos a responsabilidades que no nos corresponden; dejemos ir, liberemos nuestra alma,espíritu y cuerpo de prejuicios. El amor todo lo puede, todo lo perdona, todo lo acepta, todo lo transforma, iniciemos hoy con el cambio, el perdón, la aceptación y transformación en, por, y para nosotras mismas.

Te invito a seguir ampliando el debate a través de mis redes sociales:

Página de Facebook: Sandra Chávez Marín
Twitter: @ChávezMarín
Instagram: @SandraChavezMarin