RAZONA, ACTÚA- ISMAEL ALEMÁN JASSO

0
228

RAZONA, ACTÚA…

Por Ismael Alemán Jasso

jassoanselmo@gmail.com

 

* Regreso a clases… o ¿catástrofe generacional?

“El cierre de escuelas hipoteca nuestro futuro sin que en este momento se produzca ningún beneficio tangible. Tenemos que establecer bien nuestras prioridades. Podemos y debemos reabrir las escuelas de forma segura.”

UNICEF

* Reapertura de escuelas no puede esperar a que todos los profesores y alumnos hayan sido vacunados.

El 30 de agosto los niños, niñas, jóvenes, docentes y personal educativo en México regresarán a clases presenciales luego de que la pandemia por COVID-19 ocasionará que las y los alumnos tomaran clases a distancia.

​El tema ha causado gran polémica entre los distintos sectores de la población, sobre todo porque se siguen batiendo records de contagios de Covid – 19, además de que el número de muertos diarios está cerca de llegar a los mil…Dicen los expertos que estamos en el punto más alto de contagios desde el inicio de la pandemia…   solo que el gobierno federal sigue teniendo oros datos.

​En declaraciones de la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, y de la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, señalan que  “Han pasado más de 18 meses desde que comenzó la pandemia de COVID-19 y la educación de millones de niños aún no ha vuelto a la normalidad. Hoy en día, las escuelas primarias y secundarias siguen cerradas en 19 países, una situación que afecta a más de 156 millones de estudiantes.

​El organismo mundial instó a los responsables de la adopción de decisiones y a los gobiernos a que den prioridad a la reapertura de las escuelas en condiciones de seguridad para evitar una catástrofe generacional.

​Esto no puede continuar, las escuelas deben ser las últimas en cerrar y las primeras en reabrir, señalan, todas las escuelas deben proporcionar educación presencial lo antes posible, sin restricciones de acceso, incluyendo la vacunación obligatoria antes de volver a la escuela.

​Y si bien es cierto que en un esfuerzo por limitar la transmisión del virus, el gobierno ha cerrado las escuelas durante un período muy largo, a menudo, estas decisiones se han tomado como un primer recurso, en lugar de como una medida de último recurso. En muchos casos, las escuelas se mantuvieron cerradas mientras que los bares y restaurantes permanecieron abiertos.

​Pero la realidad es otra, si observamos el devenir diario en las calles podemos observar a familias completas en ellas, entonces ni los infantes ni sus padres están resguardados en su casa y daría lo mismo que estén en la escuela o en sus centros de trabajo.

​Los expertos señalan que el riesgo de transmisión de la COVID-19 en las escuelas se puede controlar en la mayoría de los casos si se adoptan las medidas de mitigación adecuadas.

​Basado en esto el gobierno federal ha tomado la decisión del regreso a clases presenciales como lo recomienda el organismo mundial, solo que no ha analizado los riesgos y consideraciones epidemiológicas específicas de cada una de las comunidades en el país, y muchos menos si cada una de las escuelas cuentan con lo necesario para adoptar las medidas de mitigación que cada institución requiere para tal caso.

Que dicen los padres de familia…

A la fecha los padres se han convertido en cuidadores y pagan un alto precio debido a que muchos han tenido que dejar sus trabajos para mantener a los niños en casa, algunos han señalado que durante este periodo han aprehendido a valorar  la labor que los maestros realizan en las aulas.

Muchos se encuentran en la encrucijada de correr el riesgo de mandar a niños y niñas a las aulas o mantenerlos en resguardo en sus casas, otros tantos no lo pensarán dos veces y optarán por mandarlos a la escuela… cifras registradas en los distintos medios de comunicación señalan que a la fecha las cifras de menores infectados por el SARS-Cov2  casi alcanzan los 60 mil 938, con 613 defunciones, de las cuales, 278 corresponden al sexo femenino y 335 al masculino, hasta el 8 de agosto como lo publica el diario El País,  de España, datos que concuerdan con lo reportado por la Secretaría de Salud a través del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

Si bien lo que los estudiantes han perdido por no poder asistir a la escuela, puede que no se recupere nunca, los más afectados suelen ser los niños que viven en entornos con pocos recursos y que no tienen acceso a herramientas de aprendizaje a distancia, así como los más pequeños que se encuentran en etapas críticas de su desarrollo.

En tanto las cifras hasta julio señalan que el Estado de México encabeza la lista de fallecimientos con 93 muertes, seguido del Estado de Baja California con 44 decesos y la Ciudad de México con 41 víctimas mortales infantiles. Respecto a los contagios, un 57% corresponden a menores de entre 12 y 17 años, mientras que un 23% de los casos se presentaron en infantes de entre 6 y 11 años y el resto en niños de 0 a 5 años.

Por su parte el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, minimizó las defunciones de menores por el virus durante esta tercera ola de contagios. “La mortalidad en adolescentes y niños ya era muy baja en la segunda ola y continúa siendo muy baja en la tercera ola. Y todas estas ideas que han circulado de que ahora es una epidemia de adolescentes y niños no tienen un sustento de evidencia ni en México, ni en ninguna otra parte del mundo”, señaló el funcionario.

En fin el regreso clases presenciales en México, está en marcha, las autoridades dejan en manos de los padres de familia decidir si los infantes regresan a clases o permanecen en sus casas, y serán los responsables de cuidar de su salud… el tiempo dirá si fue buena idea o se convertirá en otra de las malas decisiones del gobierno federal… “a los niños y adolescentes no les da fuerte”, comentó el presidente.