Nieve, viento, fuerte oleaje, riesgo de aludes y deshielos en el Mediterraneo por Borrasca “Gloria”

0
225

REDACCIÓN, Barcelona, 22 Ene.- La borrasca ‘Gloria’, la séptima de la temporada y la primera de 2020, deja por el momento ocho muertos. Además hay cuatro personas desaparecidas: dos en Ibiza, una en Palamós y otra en Sóller.

El temporal empezará a remitir durante la jornada de este miércoles aunque todavía mantiene en alerta (naranja o amarilla) a nueve provincias por nieve, viento, fuerte oleaje, riesgo de aludes y deshielos. ‘Gloria’ ha azotado con especial virulencia al Mediterráneo, donde todavía se acusan los efectos del temporal marítimo y las intensas precipitaciones.

Ese aire frío en altura, que caracteriza a las DANAs, junto con la orografía del terreno y los vientos húmedos del Mediterráneo suele dar lugar a precipitaciones muy intensas en esta zona, frecuentes a finales de verano y otoño, cuando el Mediterráneo está más caliente.

Durante los meses de otoño, las DANAs se han vuelto más virulentas, entre otras cosas, por el aumento de la temperatura del mar, un factor que no ha estado presente en ‘Gloria’.

Aunque para poder saber si el cambio climático está detrás de la borrasca Gloria es necesario hacer estudios de atribución. La situación no ha sido para nada habitual, pero sí pueden darse este tipo de formaciones meteorológicas en esta época.

“Las lluvias de tipo convectivo, aquellas que en poco tiempo generan una extraordinaria cantidad de agua, son más frecuentes y sobre todo asociadas a las gotas frías, lo cual indica que pueden estar produciéndose cambios en la circulación atmosférica, con ondulaciones de la corriente en chorro más notables. Esto puede producir estas entradas de aire frío y generación de borrascas con aire frío en altura”, apunta Gómez.

Alerta ahora por el deshielo.

Gloria se aleja, aunque todavía mantiene en alerta (naranja o amarilla) a 9 provincias por nieve, viento, fuerte oleaje, riesgo de aludes y deshielos, informa la Agencia Estatal de Meteorología en su web.

Cataluña, una de las comunidades más perjudicadas por el temporal, continúa con alerta naranja (riesgo importante) por fuertes lluvias en Barcelona y Girona que acumularán hasta 100 litros por metro cuadrado en 12 horas, mientras que, también en Girona, persiste el aviso naranja por olas entre los 5 y 7 metros disminuyendo a 4 metros.

Toda la comunidad, salvo Tarragona, tiene alerta amarilla (riesgo) por lluvias o por aludes en zonas del Pirineo y prepirineo. En las Islas Baleares persiste el aviso naranja en Menorca por fenómenos costeros adversos con olas entre los 4 y 5 metros.

Aragón tiene aviso naranja en Teruel por deshielos en puntos del bajo Aragón y aviso amarillo en áreas de la Ibérica zaragozana. Las provincias de Málaga (Andalucía) y A Coruña (Galicia) mantienen activada la alerta amarilla por lluvias y fuerte oleaje respectivamente.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja hay riesgo de fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.