Militantes fundadores de Nueva Alianza dicen que dejan el partido porque esta secuestrado por Palomino

0
101

 

Florencio Trujillo

Valle de México; Méx.- Simpatizantes y aliados de Nueva Alianza y del diputado local por el distrito 20 con cabecera en Zumpango, Rigoberto Vargas, analizan la posibilidad de formar una nueva fuerza política, compuesta por diputados, líderes sociales y otros actores políticos de la entidad ante las traiciones políticas de Mario Cervantes Palomino.

Así trascendió entre Consejeros Fundadores de Nueva Alianza quienes rechazan la dirigencia de Cervantes Palomino, debido al secuestro violento de las instalaciones del partido que cometió desde diciembre del año pasado.

“Es una lástima que un proyecto político vigente por más de 17 años, fundado por maestras y maestros que impulsan la educación, sea sepultado en la corrupción y el nepotismo ejercida por un nefasto dirigente como Mario Cervantes Palomino que se deja manipular por su hijo Mario Cervantes Montero”, afirman aliancistas fundadores.

Los aliancistas que dejarán al partido, recuerdan que, en las pasadas elecciones extraordinarias de Atlautla celebradas el domingo 15 de mayo, la situación de NA empeoró luego de que los dirigentes de Morena en la entidad se negaron a firmar el convenio de coalición, por considerar a Cervantes Palomino y a su hijo Mario Cervantes Montero, “débiles” y faltos de liderazgo.

“Un partido político vive a través de su militancia y la legitimidad de sus dirigentes y no solo con el uso de los recursos y los edificios que es lo único que saben hacer Cervantes Palomino y Cervantes Montero quienes acumulan derrota tras derrota electoral y cada vez más un partido sin liderazgos”, afirman aliancistas fundadores.

Por último, trascendió que el Maestro Rigoberto Vargas, diputado en la LXI Legislatura mexiquense, refrendó su compromiso con la ciudadanía, pues a pesar de las fracturas internas de Nueva Alianza provocadas por los malos manejos de la dirigencia estatal, él sigue siendo legislador mexiquense y se ha comprometido a cumplir tal rol a pesar de la supuesta e ilegal expulsión del partido.