Conoce la historia de Luis Miguel, toluqueño que incursiona en el arte drag

0
99
FOTO: Edgar RITSCHL

Por Alelhi Rodríguez

 

Desde hace un año, Luis Miguel Ángeles da vida a Brisa Estela, un personaje que cumple con los estándares del drag queen, esa transformación que tiende a lo exagerado y extravagante, y que es considerada una forma de expresión.

“Ser drag es una real transformación de lo femenino-masculino, llevado a un nivel muy teatral; es una expresión donde no necesariamente tenemos que ser una figura o una silueta femenina, como en el caso mío, sino que podemos jugar con esta androginidad”, comentó.

Como un lienzo se ve Luis Miguel antes de convertirse en Brisa Estela, para después transformar en arte su rostro y cuerpo, al que añade capas de maquillaje, peluca y un vestuario fuera de lo común, antes de subir a un escenario.

“El punto es que puedas plasmar la personalidad extrovertida, divertida, introvertida, sutil, extravagante, lo que tú quieras representar o lo que la gente puede percibir de ti; lo que se necesita es no tener el miedo a ser quien eres o a mostrarte como tú quieres ser”, compartió.

Este toluqueño expresa que no hay edad ni género para ser drag; asimismo, afirma es un mito que quienes realizan este arte se dediquen a la prostitución o que no tengan estudios. Lo que sí ha sucedido con el paso del tiempo es que la población ha aceptado esta forma de expresión.

“En este mundo somos muchas personas, con muchos estilos diferentes de pensar, expresar y actuar; creo que cualquier tipo de expresión, y más la considerada artística, que no ofenda y no agreda a otro ser humano, es digna de ser admirable”, argumentó.