Inicia reconstrucción

34
156

A base de madera, la sociedad organizada para beneficiar a las comunidades afectadas del municipio de Ocuilan, han comenzado a reconstruir hogares.

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

En la comunidad de Tlatempa, Ocuilan, su paisaje rural se han iniciado a pintar con casitas de madera que se distinguen a las de tabique, espacios que simbolizan la solidaridad de los mexiquenses y mexicanos, quienes han iniciado con la reconstrucción tras el terremoto que sacudió a Mexico.
Como quedó evidenciado después de las 13 con 14 minutos del 19 de septiembre, la sociedad organizada sigue a un paso adelante del gobierno, y en el Estado de México no es la excepción, donde 12 municipios quedaron afectados.
Pese a las últimas lluvias, el miércoles por la noche los habitantes de Tlatempa fueron apoyados por otras regiones del sur, quienes donaron madera para que las familias se cubran de la intemperie y comiencen a superar la desgracias.
Desde lo que antes fue su hogar, don Juan Saucedo Figueroa trabaja para concluir una casita de madera de apenas de una dimensión de cinco metros cuadros, en ella vivirán tres familias completas al menos en las próximas semanas.
«Después del caos que sucedió pues hay gente buena, se puede decir, que hay mucho apoyo de las comunidades cercanas de las cuales nos vienen a apoyar con los palos para volver a hacer una casita porque de hecho nos estamos mojando».
Narra con nostalgia que todos sus integrantes salvaron la vida, aunque no así su patrimonio de años. Urge que el gobierno acelere el proceso de reconstrucción, porque si bien existe apoyo humanitario, hace falta más.
A unos metros de lo que será por ahora la casa de Saucedo Figueroa, cerca de cinco jóvenes provenientes de distintos estados se sumaron a la edificación de las habitaciones de madera, reconocen debe existir solidaridad, porque la gente lo perdió todo.
“Pues si nos dedicamos a apoyar donde podamos, no sólo hacer una cosa, sino en las comunidades que lo requieran y en las cosas que requieran. Hoy estamos apoyándolos y la idea es terminar esta casa junto con ellos, ellos nos proporcionaron la madera, fueron las comunidades cercanas”.
El vecino de la comunidad de Tlatempa, Mario Garcia Saucedo, narra que la solidaridad se ha desbordado en este lugar, donde al ver que el clima no cedía varias comunidades no dudaron en donar manera para proteger de la lluvia a los damnificados.
«Ellos nos han apoyado muchísimo, hicieron madera para poderles hacer una pequeña bodeguita por lo menos para que metan sus cosas, han hecho madera, aquí se hizo en el pueblo, trajeron los trozos, aquí mismo la hicieron», expresó.
Además de levantarse esta comunidad de los escombros a partir de la casitas de madera, a la población llegaron médicos voluntarios para ofrecer servicios de salud, quienes llaman a que más colegas lleguen a estas zonas devastadas para que den su talento a familias enteras.