Voceadora, mamá y ejemplo de lucha diaria en Toluca

0
215
FOTO: Gerardo Mendoza

María Victoria Miranda, más de 4 décadas ofreciendo los diarios locales y nacionales.

“Prefiero estar en mi puesto que en mi casa, aquí también es mi hogar”, dice Doña Vicky.

Por Gerardo Mendoza

Toluca.- Doña Vicky es una mujer incansable, durante más de 40 años ha dedicado su vida a la venta de periódicos y revistas en la capital mexiquense, sin importar las inclemencias del tiempo y hasta pandemias.

Mujer de mil batallas, María Victoria Miranda Amaya, de 68 años de edad, es integrante de la Unión Única de Voceadores del Estado de México de Periódicos, Libros y Revistas A.C.

Muy joven ingresó al gremio, motivada por un familiar. En entrevista relató que hacía poco tiempo de haber trabajado en una fábrica y con el poco dinero de su liquidación, buscó emprender un negocio.

Voceadora, mamá y ejemplo de lucha diaria en Toluca - Ene 23, 2022
FOTO: Gerardo Mendoza

“Con lo que me dieron y para no gastármelo, mejor busqué hacerme de algo que fuera mío y no depender de nadie, así ingrese a la Unión de Voceadores, en ese entonces puse mi puesto por Tres Caminos”, dice María Victoria.

Recuerda que fue a finales de los años 70 cuando inició la aventura, luego se instaló frente a los baños Rosa María, ubicados entre Valentín Gómez Farías e Ignacio Aldama, en la capital mexiquense, más tarde en Pedro Cortés y Juárez, hasta llegar a Fidel Velázquez y, finalmente, estableciéndose ahora en la clínica número 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), situada en Paseo Tollocan, del lado de Urgencias.

Son miles de anécdotas que ha visto María Victoria en todos estos años, varias le llegan a la mente.

Voceadora, mamá y ejemplo de lucha diaria en Toluca - Ene 23, 2022
FOTO: Gerardo Mendoza

“En alguna ocasión un señor me encargó una mochila y jamás regresó, pasaron varias semanas y vimos que traía un arma, en ese entonces no sabíamos qué hacer y mi esposo y yo decidimos dársela a un hermano, fue un susto para nosotros”, relató.

Con el paso del tiempo y hasta hoy, cuenta Doña Vicky que ha visto jubilarse a varios trabajadores del Instituto.

“Aquí todos se jubilan, menos yo. Doctores, enfermeros, camilleros, de intendencia, radiólogos, bueno, solo los veo que se van a disfrutar su retiro, y yo me sigo quedando aquí en mi puesto, pienso que si lo dejo me muero, también me casé con mi puesto de por vida, y aquí pienso acabar”, agregó Miranda Amaya.

Voceadora, mamá y ejemplo de lucha diaria en Toluca - Ene 23, 2022
FOTO: Gerardo Mendoza

La jornada de trabajo para Doña Vicky inicia muy temprano, ya son más de cuatro décadas dedicada en cuerpo y alma a su puesto de revistas que le permitió darle estudios a sus hijos pero, lo principal, formar una bonita y unida familia.

“Desde las cinco de la mañana me despierto, a esa hora preparo la comida porque luego me voy todo el día a mi puesto, hay que dejar todo preparado, hasta la limpieza en la casa. A veces desde las cuatro de la mañana ya estoy despierta, ahora solo veo a mi esposo, porque mis hijos ya hicieron su familia. Por el periódico siempre hay que ir temprano a recogerlo, mi puesto ya está abierto después de las seis”, detalla nuestra entrevistada.

Madre de tres hijos, entre ellas una mujer, María Victoria confiesa que su segundo hogar es su negocio.

“Aquí ví crecer a mis hijos, ahora a los nietos, tengo siete, y hasta una bisnieta. Gracias a Dios que me permite hasta ahora ver a mi familia, ahorita es la batalla con la pandemia, los ambulantes y las bajas ventas del periódico”, dice.

Comenta que cuando ingresó a ser parte de los voceadores, el periódico y las revistas se vendían como pan caliente, pero lamentó que hoy todo es diferente, la tecnología llegó y la gente ve las noticias en un teléfono celular y el periódico poco a poco va quedando en el olvido.

Voceadora, mamá y ejemplo de lucha diaria en Toluca - Ene 23, 2022
FOTO: Gerardo Mendoza

“Era mucha venta de periódico, teníamos que empapelar hincados, hasta mis hijos me ayudaban, me traía 150 ejemplares de estos, 50 de aquellos, 30 de esos y los deportivos que vienen de la Ciudad de México no se diga, se vendían por pacas, las camionetas venían repletas, también llegaban los paquetes de revistas como el libro semanal, el Vaquero, Lágrimas y risas, Alarma, el Capulinita, el Memin, el Kaliman, Teleguia, Casos de la vida real, el Águila Solitaria, había mucha que vendíamos, pero ahora con el internet todo se acabó, ya tampoco hay revistas de tejido ni repostería, dicen que todo lo encuentran en el internet”, comenta en tono triste.

Explica que hoy en día las personas que compran un periódico son los adultos de la tercera edad, “para que un joven o una señorita se acerque a comprar un periódico es difícil, bueno, se ve raro, solo la gente grande. Los muchachos de ahora están en el celular todo el tiempo y ahí ven las noticias, por eso el periódico ya no se vende”, recalcó.

Con orgullo dice que su puesto es su vida. “Prefiero estar en mi puesto que en mi casa, aquí es mi segundo hogar, no lo dejo”, señala Victoria Miranda.

La trayectoria de este singular personaje le ha valido reconocimientos de la propia Unión de Voceadores.

Nos cuenta que en todo este tiempo también ha tenido algunos cargos al interior del gremio.

“También tuve oportunidad de trabajar dentro de la Unión, como secretaria de Relaciones Públicas, secretaria de Trabajo y Conflictos, hasta tuve que lavar los baños, por ahí hay unos reconocimientos y sigo aquí apoyando en esta nueva mesa directiva que apenas entró”, mencionó.

María Victoria Miranda Amaya finaliza que también logró sobresalir a la pandemia del Covid 19.

“Hace un año me dio el virus, tuve que usar oxígeno, es una experiencia que nunca olvidaré, pero gracias a Dios y a mis hijos que me ayudaron, salí adelante”, abundó.

Voceadora, mamá y ejemplo de lucha diaria en Toluca - Ene 23, 2022
FOTO: Gerardo Mendoza

Pese a la pandemia, hoy Doña Vicky sigue en pie de lucha, para llevar los periódicos a la gente de Toluca la Bella. Esta mujer es una de las pocas que aún quedan del tiempo en que se fundó la Unión de Voceadores.