Costo energético causa polémica: José Martín Mendoza

0
171
FOTO: lopezobrador.org.mx

 

Durante la conferencia de prensa matutina de este lunes, uno de los temas a destacar fue el ajuste a los precios de la energía eléctrica, sobre todo en los tiempos de pandemia, pues el confinamiento obligó a la ciudadanía a aumentar los gastos de luz en sus hogares.

En el Palacio Nacional se presentó el directivo de CFE, José Martín Mendoza, quien expuso el funcionamiento de los costos y cobros del servicio eléctrico, así como también explicó cómo se ha dado el ajuste de las tarifas con respecto a la inflación anual en nuestro país.

Explicó que el tema del costo de la energía eléctrica es polémico “por las variables que ha tenido el sector”, destacó que, dentro de las tarifas de costo a los consumidores domésticos, quienes representan el mayor número de clientes, pero no representan el mayor volumen de venta pues reciben cierto porcentaje de subsidio por parte de la Secretaría de Hacienda, por lo que los consumidores no pagan el costo real.

“Para tarifas eléctricas domésticas, se tienen 7 de ellas; que partimos de la tarifa 1 a la 1F, y tenemos la de alto consumo, el doméstico de alto consumo. A excepción de la [tarifa] de alto consumo, [las tarifas] cuentan con un margen o con un bloque de subsidio y que ese subsidio es otorgado por la Secretaría de Hacienda a través del acuerdo que se publicó a razón de la Ley de industria eléctrica”

Por lo que existe una diferencia entre el costo real de la energía eléctrica en el mercado y el costo que se otorga a través de las tarifas. Lo que quiere decir que, entre menor consumo de energía, mayor subsidio por parte de hacienda, y será la secretaria de hacienda quien realizará la transferencia de esa diferencia de forma anual

Sin embargo, por la crisis sanitaria, se contempló que el consumo doméstico aumentaría debido al confinamiento, “por aprobación del Ejecutivo Federal se hizo un acuerdo, en el cual se limitara ese crecimiento asociado al consumo (…), por mandato del Presidente. La CFE nos hace una propuesta, por lo cual todos los consumos excedentes de cada uno que tarifen para migrar a alto consumo quedaron detenidos” por lo que durante la pandemia se gasta más energía eléctrica, pero el subsidio se mantiene, aunque se aumentó el consumo.

Por otro lado, José Mendoza, manifestó que sí ha habido un aumento en las tarifas de la energía eléctrica, pero solo para los consumidores que superaron el rango moderado con un 20 por ciento, pues experimentaron un incremento del 60 por ciento en los costos de la energía por sobrepasar el excedente que cuenta con subsidio, pero no así las personas que no sobrepasaron el consumo moderado en un porcentaje  y seguirán con el bloque de subsidio que les corresponde.

De igual forma, mostró la estadística que comprueba que la tarifa doméstica y de uso general, industrial y de servicios ha estado mitigada pues, “en el acuerdo que se tuvo con hacienda, en diciembre del año pasado, se tendría un crecimiento anualizado del 3.3 por ciento, que fue el mandato del presidente de no crecer más de la inflación. Actualmente la tarifa doméstica, todos los clientes domésticos, esos 40 millones de clientes han experimentado un incremento acumulado súbito del 0.2 porciento para llegar al año al 3.3 por ciento” este ajuste comprende los aumentos en los costos de los transportistas y el distribuidor.

El año pasado no se creció, pues se cerró el año con un -6.1 por ciento. Aunado a eso, la CFE tuvo una sobrexposición del costo de 50 mil millones de pesos generados a la compañía por las afectaciones en Texas, sin embargo, se está buscado regular ese costo para dividirlo en los meses del año.

El incremento se realizará de forma de mensual, sin embargo, esta no superará la inflación, por lo que no será un aumento “real”, toda vez que no supere el 4.12 por ciento, que es la inflación actual. Quienes presentan el mayor aumento, corresponde a la población que consume energía domestica de alto consumo, pues verán un aumento del 3.84 por ciento, siendo el aumento más bajo para los consumidores de energía doméstica de bajo consumo que representará el .23 por ciento.

Los aumentos registrados en los costos del consumo de energía por los costos del gas están relacionados directamente con el aumento de la inflación, por las afectaciones del año 2020 y el efecto parcial del 2019.

En una comparación con las tarifas de energía eléctrica en EE. UU. Y México, el costo de las tarifas en México son menores en un 43 por ciento.