Después de la aprobación de la prohibición de las terapias de conversión ahora que sigue

0
112

POR Leo ESPINOZA

Este martes se aprobó con una amplia mayoría de 61 votos a favor y nueve en contra, el Congreso del Estado de México aprobó una ley que castiga las ECOSIG o llamadas “Terapias de Conversión”.

Con esto se reformará el código penal mexiquense para sancionar con tres años de prisión o de 25 a 100 días de trabajo a favor de la comunidad y de 50 a 200 días de multa, a quienes sometan, coaccionen u obliguen a recibir o realizar terapias de conversión para cambiar la orientación sexual e identidad de género de una persona.

Y es que estos hechos que antes no había forma de denunciarlos son tortura, pues la OMS no considera ni a las personas homosexuales ni a las personas transexuales como enfermas, por lo que cualquier intento de cambiar su naturaleza de la comunidad LGBTTTI es y se debe considerar como una tortura.

Por mucho tiempo algunos profesionales del área de la salud y de la psicología así como ministros de culto practicaron dichas terapias que están documentadas en actos tan atroces como electrochoques, medicación, violaciones correctivas que tenían consecuencias terribles en sus víctimas como la depresión incluso el suicidio.

Es por ello que con esta legislación se requiere una campaña inmensa de difusión, dirigida a los futuros profesionistas y enfocada a prevenir a las futuras víctimas, es por ello que este ordenamiento recién votado debe ser conocido por padres y madres de familia así como niños y adolescentes solo así podremos evitar marcar a nuevas generaciones de por vida solo por amar o asumirse diferentes.

Ya lo decían los activistas de Fuera del Closet que promovieron dicha iniciativa esto es para las futuras generaciones, pero también es necesario que quien sufrió y padeció la tortura de estas terapias denuncie y se haga justicia, nada ni nadie debe decirte como vivir tu vida, y ahora que el EDOMÉX da muestras de cambio es tiempo de hacer valer la ley.

De los ministros de culto será difícil que acepten esta ley, el PAN el PES no acompañaron dicha iniciativa, incluso ya hay una propuesta del blanquiazul para limitar la educación sexual en escuelas mejor conocida como PIN PARENTAL, pareciera que quieren una población ignorante que no se sienta dueña de su cuerpo, a pesar de los altos índices de embarazos en adolescentes y niñas, feminicidios y crímenes de odio.

Mucho de los grandes males se eliminan con la educación, y esa es la tarea más importante y certera para que la comunidad LGBTTTI logre sus propósitos, hasta que la dignidad se haga costumbre, la lucha sigue.

 

¡Nos leemos la próxima semana querido lector un abrazo!

 

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político y orgullosamente gay.