La infodemía en la agenda LGBTTTI

0
143

POR Leo ESPINOZA

Hola queridos lectores, ¿cómo están? con el gusto de estar una vez más con ustedes quiero compartirles un fenómeno que seguramente han visto en la mayoría de las redes sociales, y esto tiene que ver con el manejo y flujo de información que cada vez tiene menos filtro y que un contenido aunque no tenga sustento académico o científico fácilmente se puede hacer viral e impactar en un sin número de internautas y que esto puede generar posturas sociales y políticas en los temas de actualidad dividiendo opiniones.

Pero antes de comenzar quería compartirles el porqué del título de la nota, pues dirán este término no existe, pero es un término que surgió con la pandemia del COVID 19 y por supuesto que aplica para las situaciones que hemos vivido la comunidad LGBTTTI, la “Infodemia” es un neologismo válido para referirse a la sobreabundancia de información esta puede ser verdadera o falsa pero igual de relevante, es decir se propaga como un virus y cambia la percepción del imaginario público.

Durante los últimos años quienes no quieren reconocer los derechos de la diversidad sexual por citar algunos como los religiosos conservadores, el Frente Nacional por la Familia y otras organizaciones siempre han buscado limitar y restringir derechos para personas con orientación sexual diferente a la heterosexual o personas con identidad de género discordante a la asignada al momento de nacer, se valen de argumentos que mezclan la pseudo ciencia, la pseudo religión para realizar conferencias de prensa, ponencias en el sector educativo, de salud y de gobierno.

Esto implica que con el financiamiento de partidos de derecha y ministros de culto accedan a espacios en los que con información tendenciosa y alejada de la verdad disparen discursos de odio que incitan a quienes no siguen la heteronorma vivan condenados a una existencia llena de estigmas, prejuicios y discriminación que en algunos casos conlleva a lamentables crímenes de odio.

Para quienes no se envuelven de manera profunda en el tema, el acceder a estos discursos normalizan lo que ven en la televisión, lo que escuchan en la radio y lo que leen en periódicos y redes sociales, siendo estas últimas las más peligrosas pues al no tener un filtro para saber si los contenidos de dichas publicaciones cuentan con un respaldo verídico se difunden de manera alarmante, que tiene consecuencias graves para los grupos minoritarios que están expuestos a los ataques.

Es por ello que la comunidad LGBTTTI tiene que ser más asertiva para la consecución de sus luchas, lo más difícil ya fue hecho la OMS (Organización Mundial de la Salud) ya no considera enfermas a personas diversas, vivimos en un país que es Laico y prohíbe la discriminación, en lo judicial la SCJN (Suprema Corte de Justicia de la Nación) mandata a los estados a legislar, en fin hay tela de donde cortar y con información verídica. No permitamos que se tergiverse lo que somos y lo que queremos, pues no se va a cambiar el sexo o género de las niñas y niños, no hay un lobby para dominar al mundo, no se quiere reducir la población y muchas cosas más que se leen por ahí, se habla de ejercer los derechos humanos como cualquier otro ciudadano, alejémonos y denunciemos los mensajes de odio y contestemos con mensajes bien argumentados, vacunémonos de la información falsa.

 

 

 

 

¡Nos leemos la próxima semana querido lector, beso tronado y abrazo reparador!.

 

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político