Trípode

53
133

Se cocina un nuevo PRI

Por Eduardo H. Limón Cervantes

 

Muy a pesar de quienes lo han dado por muerto de cara a las elecciones de 2018, el PRI se ha acercado a los jóvenes a quienes les a abierto las puertas de la actividad política, por considerar que su participación es indispensable para poder superar muchos de los problemas del país.

Muestra de ello, fuel el nombramiento de un líder joven, Enrique Ochoa Reza. Nombramiento que no entendíamos hasta que percibimos que la tirada va por la juventud, y es el mismo Ochoa Reza quien ha llamado a los priistas a dar un combate frontal a la corrupción, tomando como bandera el “ya basta, no hay que tapar el sol con un dedo”, al advertir que tienen que demostrar en los hechos y con acciones el combate a la corrupción al interior del PRI.

También la líder del sector popular del PRI, Cristina Díaz Salazar, aseguró que el tricolor está de pie y entre los priistas hay pleno convencimiento que se va ganar la elección de 2018. Es necesario que los profesionales y técnicos, cenopistas y priistas definamos las estrategias y líneas de acción para fortalecer la vinculación del PRI con la sociedad, manifestó. Y la que no se ha hecho esperar fue la secretaria general del PRI, Carolina Monroy del Mazo, quien advirtió a la oposición que no más mentiras ni embustes, porque el tricolor estará respondiendo palabra por palabra, calumnia sobre calumnia.

Se nota a grandes rasgos que se está cocinando un nuevo PRI, un nuevo partido encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, quien a reafirmado su compromiso de servir al manifestar que no llegó a la presidencia de la República para ganar una medalla de popularidad, sino para hacer las transformaciones que el país necesita. Y una muestra de ello es la Reforma Educativa, tema del que señala que no se cancela y el gobierno federal no claudicará en la implementación de la misma.

La CNTE ha sido un grupo de enorme resistencia desde que surgió, pero ahora el gobierno federal ha recuperado la rectoría del Estado en materia educativa y se de buena fuente que su administración no tendrá reparo alguno, no tendrá reserva alguna para recurrir al uso de la fuerza pública, si se agota el dialogo será necesario poner orden en el país. Un nuevo PRI se cocina y no hay que darlo por muerto, ni en el país ni en Edoméx.

Y como decía mi compadre Chón: “Recuerde compadre, que lo que no lo mata, le fortalece”

 

E-mail: limon@8columnas.com.mx

Twitter: @edulimon76