Refuerzan los trabajos para evitar fugas

0
46
Operagua Izcalli intensificó el programa permanente de mantenimiento a la red hidráulica para detectar fugas y repararlas con mayor rapidez, en aras de evitar el desperdicio de este recurso.

*Intensifican el programa permanente de mantenimiento a la red para detectar fugas

y repararlas con mayor rapidez y evitar el desperdicio de este recurso.

A fin de evitar desperdicio de agua potable a consecuencia de fracturas en la red hidráulica del municipio, ya sea por antigüedad de la tubería, movimientos naturales de tierra o por presión de agua, el Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento OPERAGUA IZCALLI, intensificó el programa permanente de mantenimiento a la red para detectar fugas y repararlas con mayor rapidez y evitar el desperdicio de este recurso.
De acuerdo con datos de la Dirección de Construcción y Operación Hidráulica del Organismo, durante el mes de agosto y hasta el 26 de septiembre se repararon 660 fugas, un promedio de 11.7 por día, mismas que fueron reportadas por vecinos de las diferentes colonias del municipio o que fueron detectadas por el trabajo de mantenimiento que se realiza.
Marck Oblio Rivera Aguilar, director general de OPERAGUA IZCALLI, señaló en entrevista con reporteros, que entre las fugas reparadas se encuentra una línea de conducción de agua potable en la avenida Jilgueros casi esquina Cisnes en la colonia Lago de Guadalupe, que requirió la intervención de equipo de hidrosucción, evitando el desperdicio de aproximadamente 110.5 metros cúbicos del líquido.
Precisó que la reparación consistió en reforzar la red con cinturones de acero al carbón para fijar el tubo, provocando presión en éste y con ello evitar derrames de agua, pues la fuga se detectó en la línea de 16 pulgadas de diámetro, que va hacia la zona de San Francisco Tepojaco y colonias de esa parte del Municipio, ocasionando con ello baja en el suministro, y ésta se reparó gracias a un reporte ciudadano. Rivera Aguilar explicó que las constantes averías en la red de distribución de agua potable se deben principalmente a la mala calidad en el material empleado por las constructoras encargadas de desarrollar los diversos conjuntos urbanos recientes, y en otros casos por la antigüedad de las líneas, las cuales tienen más de 40 años de uso y por lo cual se tiene que invertir en reparaciones y mantenimiento.
OPERAGUA IZCALLI hace un llamado a la ciudadanía para apoyar con los reportes de fugas de agua potable a los teléfonos de emergencia 58 64 04 33, 34 y 35; y considerar que la carga de trabajo es excesiva por lo cual a veces las reparaciones se retrasan, pero siempre son atendidas.