A mi manerA

0
220
Andrés Manuel López Obrador. Ocupado con Calderón.

Por Julio A. AGUIRRE

*¡Qué pena…y qué güeva!
*Como gallos de pelea.
*Cambios en el
gabinete de ADMM.

A menudo nos avergonzarían nuestras grandes acciones si el mundo se diera cuenta de los motivos que las produjeron. François de La Rochefoucauld.
Coraje, tristeza y pena ajena ante mexicanos y el mundo entero es lo que sentimos está pasando con un ex presidente (Felipe Calderón Hinojosa), y el actual Jefe del Ejecutivo Federal (Andrés Manuel López Obrador), que nos obliga, otra vez, a utilizar una frase muy socorrida en este espacio. Pobre de ti México lindo, querido y jodido.
Asombroso en verdad que dos personas grandes, uno que ostentó el cargo de guía de los mexicanos, y otro, actual conductor de los destinos de nuestro país, nos ofrezcan un recital de dimes y diretes. Esto más allá de contrastes partidistas parece un pleito personal que a ninguno de los dos personajes les queda y México no lo merece.
Nuestro país se está cayendo en pedazos y ellos como si nada. La batalla entre Obrador y Calderón ciertamente no es nueva.
Tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata dicen en mi rancho, y Calderón se equivoca al responder o al encender la hoguera. Más grave que la calidad de Presidente de México, Andrés Manuel no entienda que desde que tomó el mando se debe únicamente a servir a los ciudadanos, cumplir sus promesas y mostrar altura…calidad….clase.
Los mexicanos, y juro que no soy el único, estamos hartos de ataques verbales. Tan añejo es este pleito que olvidamos qué fue primero, si la gallina o el huevo (quién empezó todo).
Obviamente no pensamos tomar partido. No somos calderonistas ni somos obradoristas. Si quieren hacerse garras, adelante; aunque me pregunto si será mucho pedir que lo hagan como personas civilizadas. O en su defecto, en un tú a tú sin mediar la prensa para que se les calme lo gallito.
¿Y PEÑA NIETO?
Cuando era joven leía casi siempre para aprenderé; hoy, a veces, leo para olvidar. Giovanni Papini.
Tan especial y añeja es la bronca entre el ex presidente y el presidente que, recuerdo, cuando la oposición llega a la silla principal se dedica a señalar todo lo malo que hizo el que se fue. Si la lógica en la política existiera Andrés Manuel López Obrador tendría su defensa o pretexto todo lo malo que se hizo en la pasada reciente administración, la del mexiquense priista Enrique Peña Nieto.
No ha sido así, ha borrado su frase favorita “la mafia del poder” y de Carlos Salinas de Gortari parece ha sido borrado de su mente. Está visto que Obrador también rompió con ese molde y ahora se va sobre el que fuera antes del qué fue.
Señor Presidente de la República, no puede olvidar que finalmente por mandato ciudadano usted es el personaje más importante del país. No puede aprovechar sus conferencias mañaneras en seguir recordando el pasado.
Créalo, hasta yo que no voté por usted entiendo, conozco y me indigna lo que hicieron con el país Enrique Peña Nieto (PRI), Felipe Calderón y Vicente Fox Quezada -para no ir tan lejos-. Deje que otros hablen, ataquen, critiquen; finalmente es su papel, papel que usted jugó durante sexenios.
Usted, me consta, trabaja, duerme poco, se preocupa por millones de ciudadanos que lo apoyaron y lo siguen apoyando. No defraude a esa gente con actitudes que no van de acuerdo a su envergadura.
No se bata en el lodo, mejor concéntrese en lo que tanto señala y por lo que tanto ha luchado: Por un México mejor. Por cierto, ¿recuerda lo que en una ocasión le pidió al entonces presidente de México, Vicente Fox Quesada?: ¡ya cállate chachalaca! Qué pues con usted. Haga valer su poder con hechos porque en dichos, los mexicanos los conocemos a la perfección.
PARA MEJORAR
Vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces. John Henry Newman.
Los cambios, en cualquier contexto, se aplican para mejorar. No vale en el servicio público sentimentalismo, agradecimiento, exigencia, o recomendaciones sin sustento. En el Gabinete del mandatario mexiquense, Alfredo Del Mazo Maza se dio un doble cambio en las secretarías de Turismo y Desarrollo Agropecuario.
Evelyn Osornio se hace cargo, desde ayer, de la secretaría de Turismo en sustitución de Aurora González Ledezma, mientras tanto Rocío Díaz Montoya toma la silla de Darío Zacarías Capuchino en la oficina de Sedagro. Los que llegan tienen una sola misión y reto: Superar lo que hicieron sus colegas. “Por el bien de los mexiquenses”, frase infaltable en este tipo de eventos y discursos, anunció el mandatario mexiquense.
Por cierto, se abre un nuevo espacio en el gabinete estatal para la mujer. Pues que les vaya bien.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico aguirre@8 columnas.com.mx